A mí no me daba miedo nada, yo era el más valiente de mi quinta en la mili, yo, como dice, Javi Aguilera del “Cuarteto de Joselito”, yo estaba muy loco, yo le regalé el estribillo al Love para su chirigota de 1987 “Terror terrorífico en la casa…” aquel de “Sustos a mí, sustos a mí, Ja Ja Ja”.

Yo los tenía como los del anuncio del Toro de Osborne por las carreteras… hasta, amigo, hasta… Hasta que fui carajote y me dejé embaucar por mi niño Ismael… Llevaba seis años dándome el coñazo para ir a Portaventura, seis años, el hijo de su madre, dando una brasa que no veas.

Total que pedí hasta un crédito  y tiramos para allí, y el niño…. “Opá, opá amo a subirno en la Montaña Rusa, opá venga, opá por favó” y yo ni caso al niño, hasta que me dijo: “Tú es que no te atreve, tú tiene mieo” y ahí la cagué, el niño me tocó la moral y yo que he sido un valiente toda mi vida me subí, y bien que me subí, de hecho los “mendengues”  todavía no me han bajado.

Que miedo “mare” mía, las bajadas que tienen guasa no eran nada al lado de las curvas, vamos, que estando allí en Tarragona, me creía que iba a terminar en Palma de Mallorca como la vagoneta se saliera en una de ellas. El estómago era una lavadora, el hígado se cambió del sitio con un pulmón y se me quedó la mandíbula como la del león de la oficina de correos en la Plaza las Flores de tantos chillidos que pegué. Cuando terminó me había “cagao” en los calzoncillos, había vomitado hasta la hostia de la primera comunión y se me habían caído hasta los boquetes que tengo en los bolsillos.

Y ya no soy el mismo, ahora todo me da miedo, ahora tengo miedo hasta de bajar la basura a las siete de la tarde en verano, porque me parece que ya está oscuro. Y con tal canguelo en el cuerpo me dije, ¿De qué salgo este año en carnavales? Y al mirarme en el espejo lo vi, pues voy a salir de lo que el niño me la ha liado… Voy del “Acojonao que se monta en la montaña Rusa”.

GALERIA DE FOTOS

GALERIA DE VIDEOS:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no se publicará. datos requeridos marcados * *

*